Si ya es difícil lo suficiente salirse bien en una entrevista en nuestro propio idioma, el hecho de que se tenga que simultáneamente traducir todos los pensamientos, dar la vuelta a eventuales fallos de vocabulario y estar con atención a la pronunciación mientras se tiene que entender lo que se nos están diciendo, puede ser particularmente acojonante. Te dejamos algunas ideas que hemos encontrado en Everjobs para que puedas preparar mejor tu próxima entrevista en un idioma extranjero.

1. Manejar Expectativas: El primer paso es ser honesto sobre tu nivel de idiomas en tu CV. No mientas sobre tus calificaciones en un idioma si no quieres dejar el entrevistador decepcionado ya con tu primera respuesta. Especifica tu nivel de fluencia antes de iniciar la conversación y deja que sea el gestor de RRHH a decidir si es o no suficiente para la vacante que deseas. No prometas lo que no puedes cumplir pues harás con que la persona que te entrevista se sienta engañada.

2. Relajar y tomar las cosas con calma: Tener un director de Recursos Humanos haciendo preguntas en un idioma extranjero puede generar un poco de ansiedad durante la entrevista, y si el entrevistador se da cuenta, puede influir en tus posibilidades de ser seleccionado. Mantener la confianza en uno mismo y en sus habilidades y no centrarse demasiado en el resultado final de la entrevista puede cambiar las cosas a tu favor. Recuerda siempre mantener el enfoque en un objetivo particular, como dar las respuestas correctas al entrevistador. Recuerda, ninguna empresa prefiere contratar a una persona temerosa, por lo que tendrás que superar el miedo a la comunicación en el idioma extranjero.

3. Prepárate con antelación: La mejor manera de sentirse con confianza es poner bastante preparación en tus habilidades de comunicación. Practicar todos los días te hará un mejor orador. Trata de pronunciar las palabras más utilizadas en el idioma que quieres mejorar. Aprende los sinónimos de las palabras de negocios más utilizadas y trabaja las maneras de describir tu trayecto profesional, detalles de la educación y logros antes de ir a la entrevista. Una vez que conozcas los temas de los que hablar durante la entrevista, aprende vocabulario específico para el tema y practica varias veces hasta que te sientas cómodo.

4. Escucha, toma nota y habla: Presta atención a las preguntas que el entrevistador te hace y responde de una manera estructurada. Podrás anotar las palabras clave de las preguntas del entrevistador y estructurar tu respuesta de acuerdo con ellas. Durante la conversación tu primer trabajo es escuchar a la otra persona, y no saltar a la respuesta directamente. Hay veces en que algunas preguntas pueden ser contestadas con solo unas palabras, así que trata de evitar respuestas complicadas. Sea lo que sea, trata de pensar antes de dar una respuesta.

5. Planificar y ponerse en el lugar del entrevistador: Antes de prepararte para la entrevista, piensa como el reclutador. Estudia la empresa y la descripción del trabajo y hazte una lista de las preguntas que te gustaría hacer si fueras tu el entrevistador. Comprueba si eres consciente de las áreas mencionadas en la descripción del trabajo y prepara las respuestas en el segundo idioma.

Si aún así no te van bien las entrevistas, llámanos y te ayudamos 🙂